18 marzo 2013

Como saber si una empresa de mudanzas es legal



Hoy en día y con la crisis que tenemos encima, las empresas piratas, los servicios ilegales y el fraude están a la orden del día. Desgraciadamente el sector del transporte y las mudanzas no se libran de estas prácticas que son bastante frecuentes en nuestro sector.

Como norma general cuando vamos a contratar un transporte o un servicio de mudanzas la práctica habitual es la de solicitar un presupuesto y aceptarlo si vemos un buen precio y los servicios que necesitamos están reflejados en el mismo.

No es costumbre el solicitar la documentación al transportista o preocuparnos la capacitación de la empresa a la que contratamos la mudanza. Como en cualquier profesión, todo debemos estar capacitados y homologados en nuestro trabajo y con la documentación necesaria para demostrarlo.

De la misma forma que no se puede abrir una clínica si no es un médico facultativo, o un colegio si no es con profesores cualificados y titulados, para una empresa de transporte y mudanzas son necesarios una serie de requisitos que en determinadas ocasiones pueden incurrir en un grave problema para el cliente si el transportista o la empresa de mudanzas no los tienen en regla.

Pasos para saber si una empresa de mudanzas es legal


A continuación publicamos los documentos necesarios que toda empresa de mudanzas debe tener a la orden del día y que permitirá a cualquier cliente diferenciar a una empresa de mudanzas legal de otra que no lo sea.

1. Inscripción en el Registro de Empresas.


Lo primero antes de aceptar un presupuesto con una empresa de mudanzas es comprobar que está inscrita en el Registro de Empresas de Mudanzas de la Dirección General de Transportes de tu Comunidad Autónoma. Es posible que algunos ayuntamientos también cuenten con este registro.

2. Capacitación o Competencia profesional para el transporte (Tarjeta de Transportes en régimen de Servicio Público).


Este documento es esencial y es lo que capacita a empresas y transportistas para realizar estos servicios; (¿subiría usted a un taxi, que en realidad no lo es, si no un particular que ante la necesidad de trabajo pone su turismo en una parada para trasladar a clientes?) seguramente no aunque le cobrase la mitad.

Pues este documento es lo mismo pero para el transporte de mercancías. No disponer de este documento, está fuertemente sancionado tanto para el transportista como para el cargador que este caso sería el cliente.

Generalmente si el transportista no está tipificado como empresa, no se suelen producir denuncias; pero sí puede ocurrir que inmovilicen el vehículo al transportista y toda la mercancía que en ese momento disponga el camión, esto provocará que tengas que esperar varios días para recuperar tu mercancía.

3.Permiso de ocupación de Vía Pública.


Éste permiso es indispensable para poder circular por la vía pública con mercancías y debe ser solicitado por la empresa de mudanzas al ayuntamiento para realizar la carga y descarga. Sin este permiso se está expuesto a que la policía local en cualquier momento pueda retirar el camión de mudanzas de la vía pública provocando el retraso en la mudanza de hasta 15 días (dependiendo del ayuntamiento).

4. Tc2 del personal que va a trabajar en su domicilio.


Este documento es el que acredita que las personas que van a realizar tu mudanza están dadas de alta en la Seguridad Social. Si hubiese un accidente laboral dentro de su hogar, tanto en la carga como en la descarga, deberá usted declarar ante la inspección de trabajo que habría comprobado que el personal disponía de alta en la Seguridad Social y Plan en materia de Prevención de Riesgos laborales.

5. Seguro de mercancías y Responsabilidad Civil.


Asegúrate de que la empresa de mudanzas que va a prestarte el servicio dispone de estas pólizas. Ante cualquier imprevisto, rotura o daño que la empresa pudiera producir en sus pertenencias, en la vivienda e incluso en las zonas comunes de la comunidad, si la empresa no dispone de ninguna de estas pólizas, será complicado cobrar una indemnización por daños.

No suele ser habitual que ocurra algo malo durante la realización de una mudanza,  pero a veces sí. No cuesta nada que a la hora de aceptar un presupuesto se soliciten estos documentos ya que la empresa no pondrá trabas a la hora de enseñártelos si esta todo en regla.